En la cumbre El día más esperado por todos nosotros llego; siendo las 8:00 a.m. del día 21 partimos de Arequipa, todos nosotros con muchas energías positivas y el anhelo de llegar a la gran cumbre.

En el transcurso del viaje estuvimos espectando las maravillas de la naturaleza, pero no faltaba lo malo de ello; en medio de tanto “hichu” seco y tierra árida pudimos observar a varios animalitos, de los cuales habían en abundancia vicuñas y llamas; personalmente estuve asombrada; ya que, me puse a pensar las maravillas que hacían estos animalitos para sobrevivir, pues se encuentran en tierras desérticas.

Siendo las 12:00 p.m. llegamos a “Salinas”, el punto en el cual tuvimos un tiempo para tomarnos unas cuantas fotos antes de partir, minutos después emprendimos el gran ascenso, tuvimos que hacerlo por medio de tierra arenosa y acompañados de un sol radiante; no podía faltar el viento fresco; claro que ello no impedía nuestro paso ligero…

En la Cumbre altaAl promediar las 2:00 pm llegamos al campamento; la tarde la hicimos para acampar cada quien con sus compañeros, pero claro que a la hora de cenar todos nos reunimos… Pasamos la tarde en compañía de nuestros amigos aventureros, era la noche mas divertida que estuvimos experimentando ya nos pusimos a ver el cielo y sentir esa gran alegría de esta allí, sentir la oscuridad misteriosa y el frió nocturno que era incomparable. Nos quedamos frustrados al no poder detener el tiempo, solo nos quedo contemplarlo. De pronto llego la hora de acostarnos ya que nos esperaba un grandioso día.

Llego la hora perfecta para partir (3:00am) todos tomaron sus cosas y se abrigaron debidamente, ya que nos esperaba un ascenso con alto “friaje”, la oscuridad que nos acompañaba era intenso, el cual hizo que cada uno portara su linterna para no padecer.

Terminado el camino arenoso empezó el camino lleno de piedras, todos tuvimos que ir a paso ligero y respirando adecuadamente para evitar la fatiga, “el gran soroche” y el gran suspenso de pasar tantas quebradas, nos era algo temeroso; estar juntos nos fue positivo pues sirvió para ayudarnos mutuamente.

El camino estuvo un tanto engañoso, llegado las 5:00am pudimos observar un grandioso amanecer, pues era increíble ver las combinaciones de colores en el cielo que se daba a causa de la salida del sol radiante; nadie pudo evitar ver tanta belleza… este hecho nos era favorable, todo el lugar estuvo despejado y ya desde nuestros lugares pudimos observar la gran cumbre; tal ves estuvimos cansados pero con tan solo ver la distancia que hacia falta para sentir esa satisfacción de estar allí, nos llenaba de mas energías… al ser las 7:15 AM tuve la dicha de llegar en el grandioso Coronado, minutos después de espectar tanta belleza, no pude evitar gritar y decir ¡QUE HERMOZO¡ ¡QUE CHEVERE! ¡CUMBRE! ¡QUE FACINANTE!… ETC fue una satisfacción única, de pensar que casi nadie tiene la dicha de estar allí.

Me quede impresionada al igual que mis compañeros al poder observar tan bonito paisaje, era el lugar mas hermoso que había ascendido ya que era un mirador perfecto, desde allí podía observarse todo Arequipa y sobre todo sus volcanes.

Las energías positivas que cada uno portábamos no hizo llegar, y aun nos quedaba mas energías así que algunos de nosotros nos dimos la gracia de estar sobre el gran Santuario que quedaba a unos metros del lugar, solo que allí nos esperaba un gran peligro ya que habían muchas grietas…

Si tan solo el tiempo hubiere sido largo, nos habría permitido espectar mucho mas pero otra era la realidad; tuvimos que descender y despedirnos de este gran lugar… :(

En esta oportunidad estoy muy agradecida a la vida por haberme dado la oportunidad de conocer a mas amigos, los lugares hermosos que me hizo conocer, y bueno lo mas importante es agradecerle a nuestro Señor que esta allí arriba, que nos acompaño en todo el transcurso del camino, pues para que nada malo nos pasara…GRACIAS POR TANTA ALEGRIA…

¡MUCHISMAS GRACIAS EXPEDICIONES PERU, POR ESTE INOLVIDABLE VIAJE!

VILMA CASSA